jueves, 1 de febrero de 2007

(reescritura)

1 comentario:

M. Uhl dijo...

fui sacudida, sacada del sueño a sabiendas de que con ello se cometía un crimen, y de que valdrìa mil veces màs haberme dejado donde estuve, puesto que al despertar no se tenìa propuesta alguna