domingo, 28 de enero de 2007

1 comentario:

monica alcantar dijo...

El hallazgo, más allá del mecanismo de reflejos - el artista dentro del arte, enmarcada en sí misma, la reresentación de lo ausente-, revela la conciencia del ojo plural la conciencia que sabe que ve pero tambiéen, que se sabe vista. Desde esta óptica de lo múltiple y diverso se establece la luminosa indagación del espíritu crítico. El ojo del fulgor.